Día 5: el Gran Cañón del Colorado

Al día siguiente tocaba madrugar, pues a las 6:15 pasaban a recogernos al Luxor (estad preparados para levantaros muy temprano si reserváis alguna actividad organizada). ¡Íbamos a pasar el día al Gran Cañón del Colorado!

Estuvimos mucho tiempo pensando cuál era la mejor opción para visitarlo, pues nos habían comentado que era imprescindible verlo en helicóptero. El principal problema es que la mayoría de excursiones ofertadas simplemente te llevan hasta allí desde Las Vegas, lo sobrevuelan, y vuelta a la ciudad… Nosotros queríamos verlo con más detenimiento y, sobre todo, pisarlo. Además, hay que tener en cuenta que todas las excursiones en helicóptero son bastante caras. Al final nos decantamos por Papillon y su tour “¡Vive el Gran Cañón en su totalidad; por tierra, aire y agua!”, que sonaba muy divertido. Es decir, un tour de unas 14 horas que incluía el viaje al Gran Cañón con una breve parada en la presa Hoover, el vuelo en helicóptero por el mismo hasta el río Colorado, un pequeño paseo en barca, el vuelo en helicóptero de regreso a la base, la entrada al famoso Skywalk y comida incluida con los indios Hualapai. Nos salió por unos 270 euros por cabeza, un precio muy muy ajustado para lo que hay por allí (y lo contratamos directamente desde la web de Papillon, que tenía el mejor precio).

Nos recogieron algo más tarde de la hora prevista y la primera parada fue una especie de estación en la que nos redistribuyeron según la parte del Gran Cañón que íbamos a visitar (nosotros fuimos a West Rim, la zona más cercana a Las Vegas, pero hay otras posibilidades). Desde allí, a la presa Hoover. Diez minutos para subir al mirador y hacerse unas fotos. La presa es bastante impresionante. Los fans de Superman la reconocerán enseguida.

En la presa Hoover
En la presa Hoover

Seguimos nuestro viaje (unas 4 horas de Las Vegas al Cañón), eso sí, todo el trayecto amenizado (en inglés) por el conductor del autobús, que parecía el hermano de Eddie Murphy. Todo el tiempo dando explicaciones, contando chistes,  hablando con un amigo imaginario, y enseñándonos a identificar a las serpientes más venenosas por si nos encontrábamos alguna. Hizo las delicias de los viajeros (nosotros no podíamos seguirle del todo).

Llegamos al Gran Cañón. Teníamos 4 horas para visitarlo. Aquí nos separamos los que teníamos helicóptero y los que no. Si eliges solamente la opción del autobús, dispones de todo ese tiempo para ir al rancho de los Hualapai, que son los que llevan todo el Cañón (una Reserva), y visitar Eagle Point y Guano Point.

¡Que ya nos tocaaa!
¡Que ya nos tocaaa!
Antes de montar, hay que distribuir bien los pesos.
Antes de montar, hay que distribuir bien los pesos.

El vuelo en helicóptero merece realmente la pena. El único inconveniente es que pierdes más o menos una hora y media hasta que vuelas (hay bastante fila), con lo cual, después de volar, te queda una hora escasa para visitar el resto y nosotros tuvimos que ir corriendo.

Pensando en mi vértigo creía que lo iba a pasar fatal volando en helicóptero, pero nada más lejos de la realidad. Me tocó el asiento de copiloto y disfruté como una enana, la experiencia es inolvidable. Son unos 7 minutos de vuelo hasta el río Colorado.

¡Cómo mola!
¡Cómo mola!
¡Que se me llevael aireeee!
¡Que se me lleva el aireeee!

Allí, un indio de los Hualapai, nos llevó a dar un paseo en barca de unos 15 minutos. Las vistas son impresionantes.

Menuda aventura en tiempo record.
Menuda aventura en tiempo record.

Volvimos a la base y ¡a correr! Cogimos el autobús que comunica todos los puntos de esa parte del Cañón , tuvimos que saltarnos el pequeño pueblecito de los Hualapai y parar directamente en Eagle Point para entrar al Skywalk. Ahí sí que estuve a punto de no poder entrar por el vértigo. El semicírculo transparente causa muchísima impresión. Finalmente lo crucé por un bordecito de la mano de Fergus, pero la conclusión que sacamos es que está sobrevalorado (además, si el sol refleja en el cristal, tampoco deja ver el fondo muy bien). También es molesto tener que dejar móvil y demás pertenencias en una taquilla, pues no te permiten llevar nada ni hacer fotos. Las vistas desde ese punto ya son buenísimas sin entrar al Skywalk.

Vistas desde Eagle Point (Skywalk)
Vistas desde Eagle Point (Skywalk)

Y, de ahí, de nuevo al bus hasta Guano Point, seguramente el punto menos conocido y el que más nos gustó. Las vistas son espectaculares, y el montículo muy original. Como no nos daba tiempo a comer allí porque teníamos que regresar al autobús de vuelta, nos pusieron la comida para llevar y la tomamos en el autobús. Una especie de comida ranchera.

En Guano Point
En Guano Point
Curioso montículo
Curioso montículo
Como marca la costumbre, una piedra de recuerdo para mi padre
Como marca la costumbre, una piedra de recuerdo para mi padre

El balance de la excursión fue muy positivo, y solo echamos en falta tener algo más de tiempo para sentarnos y disfrutar de las vistas.

De vuelta, hicimos una parada en un bar-tienda, justo donde está la sede de Bullets and Burgers, que estuvimos a punto de escoger a la hora de disparar. Un lugar curioso donde los haya en medio de la carretera.

Marcianito uno llamando a marcianito dos
Marcianito uno llamando a marcianito dos
Espíritu americano
Espíritu americano

Llegamos al hotel, dimos un paseíto por dentro y a descansar. Había sido otro día muy intenso.

Como si estuvieras en Egipto
Como si estuvieras en Egipto

Nota: dependiendo de en qué hotel te alojes la llegada al mismo tras finalizar una excursión puede variar en más de una hora. Hay muchos atascos y cuesta mucho ir de uno a otro.

Anuncios

2 comentarios en “Día 5: el Gran Cañón del Colorado

  1. Un lugar increíble y digno de visitar.

    Genial el detalle que se puede ver en el “billete” del helicóptero, en el que se ven nuestros nombres y luego varios números… que no son gente sin nombre, sino chinos con nombres demasiado difíciles para quien escribió el papel.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s