Día 6: Boda Elvis en Las Vegas

Llegamos a nuestro último día completo en Las Vegas con uno de los momentos cumbre de nuestro viaje, nuestra boda Elvis.

Pero antes decidimos dar una pequeña vuelta por los casinos y visitar uno de los dos bares de hielo de la ciudad, el Minus 5 de Mandalay.

Cómo me gusta el Excalibur
Cómo me gusta el Excalibur

La entrada al Minus 5 es bastante cara (19$ por persona) sin consumición (pero si miráis por páginas de descuento como esta es posible que os regalen algo, en nuestro caso unos chupitos). Tuvimos suerte porque, al llegar allí, habían tenido que cerrar al descongelarse una zona y, al hacernos esperar, nos regalaron tres fotos dentro (no te dejan entrar nada, tienes que dejar todas tus pertenencias en una taquilla y las fotos son carísimas).

Minus 5
Minus 5

Con la entrada te dan un abrigo polar para soportar la temperatura. El bar está bien, es original. No demasiado grande. Tiene esculturas en hielo, algunas nuevas que van cambiando (como la de Ted 2). Mi recomendación es que, a pesar de la temperatura exterior, no vayáis con sandalias y vestido porque te quedas frío enseguida.

¡Qué fríoooo!
¡Qué fríoooo!

Después fuimos a comer y a dar una vuelta más por los casinos.

Run runnnnnnnnnn
Run runnnnnnnnnn

Tras esto, nos dirigimos a A Elvis Chapel para casarnos a lo Elvis. Al contrario de lo que pueda parecer, las capillas de este tipo están alejadas del circuito turístico de Las Vegas y nos costó algo llegar. La boda fue la única actividad que no llevábamos reservada antes de viajar porque no encontramos suficiente información para contratarla. Por eso, y al reservarla al llegar a Las Vegas por teléfono un par de días antes, ya no pudimos elegir horario de noche ni tuvimos acceso al servicio de limusina (gratuito, aunque hay que pagar unos 50$ de propina para el conductor).

Mi Rey
Mi Rey
Al menos nos hicimos una foto fuera
Al menos nos hicimos una foto fuera

Nos casamos a las 17h. Para que os hagáis una idea, dan cita cada media hora y la ceremonia dura unos 10 minutos. Al llegar, nos atendieron estupendamente. La boda cuesta entre 250-300 $ (con la propina de Elvis y el fotógrafo incluida). El pack incluye a Elvis que lleva a la novia al altar y canta dos canciones (en nuestro caso “Love me tender” y “Viva Las Vegas”), además de un adorno floral para la novia (una rosa roja, casualmente mi favorita) y un cd con todas las fotos del enlace. Nosotros añadimos el vídeo por 60$ más y merece realmente la pena (te lo envían por Internet unos días después).

Tan contenta con mi flor
Tan contenta con mi flor

Elvis no habla inglés, pero el fotógrafo es hispano y te va traduciendo todo lo que dice para que lo repitas, si ve que tienes problemas. Como íbamos solos, ambos fueron nuestros testigos. Su simpatía y profesionalidad hicieron la ceremonia inolvidable.

Elvis me conduce hasta el altar a ritmo de balada
Elvis me conduce hasta el altar a ritmo de balada
Ladies and gentlemen...
Ladies and gentlemen…
Viva Las Vegasssssss
Viva Las Vegasssssss

De la capilla, fuimos a celebrar nuestro enlace con un paseo romántico por el Strip. Fundamentalmente por The Venetian, que nos transportó a mi querida Venecia. Parece que estés allí tanto por dentro como por fuera (el interior del casino tiene techos que simulan el cielo veneciano de día y de noche).

Feliz en la otra Venecia
Feliz en la otra Venecia
Con el paseo se nos hizo de noche (de verdad)
Con el paseo se nos hizo de noche (de verdad)

Hay que decir que la cena no fue especialmente romántica porque estábamos cansados y todos los locales estaban llenísimos, así que decidimos probar una de las cadenas típicas de perritos calientes, Pink’s, ya que llevábamos casi una semana en EEUU y aún no habíamos probado ninguno.

Y, tras la cena, nos esperaba lo más pícaro del día de la boda: visitar un club de striptease. Optamos por el OG porque era el único mixto, la planta de abajo con chicas strippers y la de arriba con chicos. Una experiencia muy divertida. ¡La de veces que se me acercaron los chicos a ofrecerme un baile privado!!!! La entrada también es cara: la mínima 40$/persona con dos consumiciones. Lo más curioso es que el público de ambos pisos es muy diferente, las chicas son las típicas de las despedidas de soltera. La visita sirvió para darnos cuenta de que no había nada del ambiente turbio y sórdido que siempre se refleja en las películas… todo muy normal y natural.

No dejaban hacer fotos dentro...

A descansar al Bellagio, nuestra última parada. Noche de bodas y, al día siguiente, últimas horas en Las Vegas y vuelo a San Francisco.

Última parada: el Bellagio
Última parada: el Bellagio
El Bellagio...
El Bellagio…
... y sus comodidades
… y sus comodidades

P.D.: Nos decidimos por una boda Elvis por ser lo más típico, pero uno se puede casar a lo Gladiator, Star Trek, rey Arturo, zombie, etc.

Anuncios

2 comentarios en “Día 6: Boda Elvis en Las Vegas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s