Día 3: Los Ángeles – Las Vegas

Tocaba despedirse de Los Ángeles… pero solo hasta después de cinco días. Antes de salir rumbo a Las Vegas, fuimos a desayunar al famoso Randy’s (850W Manchester Boulevard, Inglewood, CA 90301). Por supuesto, fuimos en coche, de hecho no tiene local. Y probamos sus donuts. Estaban buenos y eran baratos (en torno a 1$).

Ñaaaam
Ñaaaam
Quiero el de arriba
Quiero el de arriba

Después devolvimos el coche en Álamo y fuimos a por el autobús que nos llevaría a Las Vegas. Decidimos hacerlo así, y no en coche, porque desde Las Vegas íbamos a volar a San Francisco, pero el viaje en coche es mucho más corto. No sé si fue casualidad o es que los autobuses funcionan así pero las compañías en EEUU parecen bastante curiosas. Fuimos con una mexicana y el trayecto duró unas 6h.

(Consejo: para los buses miramos la web Gotobus en la que te salen los horarios y tarifas de muchas compañías. Según en qué hotel te alojes piénsate bien lo del autobús porque puede haber más de una hora desde la primera parada en Las Vegas hasta tu hotel. Nosotros no lo sabíamos pero tuvimos suerte porque el Excalibur era de las primeras).

Salimos a las 12:30 de Los Ángeles y sobre las 19h llegamos al Excalibur. Precioso. ¡Qué voy a decir yo que me encantan los castillos! La habitación estupenda y las vistas ni te cuento.

Una habitación con vistas
Una habitación con vistas
De cuento de hadas
De cuento de hadas

Dejamos las cosas y fuimos a dar una vueltecilla en la que ya intuimos lo grande que es Las Vegas (o, más bien, lo que iba a costar patear los hoteles si más o menos queríamos verlo todo).

Nos quedamos en la zona cercana al Excalibur (Luxor, MGM, New York…) para abrir boca y nos fuimos a cenar al Hooters (115 E Tropicana Ave, Las Vegas, NV 89109), una cadena (y también casino) de las que teníamos marcadas por Fergus. Hamburguesas y bocadillos. No estaba mal (precio, unos 18$/persona). Allí podrás ver a las “famosas” camareras de blanco y naranja e incluso hacerte fotos con ellas en el photocall.

DSC02541
Aquí estamos
Posando cual celebrity
Posando cual celebrity

Aún jugamos a un par de tragaperras originales, y ya nos fuimos a recoger que el día siguiente iba a ser intenso…

Na na na na na na na Batmaaaaaaaaaaaaaaan
Na na na na na na na Batmaaaaaaaaaaaaaaan
Anuncios

Día 2: Parque Universal (Los Ángeles)

Parque Universal
Parque Universal

El segundo día de nuestro viaje lo pasamos en el Parque Universal. Íbamos con las entradas compradas (85$ entrada por la web en vez de 95$ y 17$ el parking) y, casualmente, nos metimos a aparcar en el Jurassic Parking (jaja), así que empezamos bien la jornada.

DSC02286
Jurassic Parking (no es un chiste)

El parque está muy bien, aunque es más pequeño de lo que esperaba. Todo comenzó alrededor del tour de cine y se fue ampliando hasta llegar a la actualidad en la que cuenta con dos niveles comunicados por escaleras mecánicas.

El tour lo hicimos en inglés, pero también había algunos horarios en español (quizá lo hubiésemos aprovechado más así, aunque es muy visual y se entiende más o menos). En el recorrido te enseñan y muestran cómo ruedan ciertas escenas o películas y, en ese momento, te das cuenta de cómo nos engañan, ¡con un trocito de calle de mentira son capaces de hacerte varias películas! Allí, por ejemplo, vimos el famoso edificio del reloj de Regreso el futuro.

Regreso al futuro
Regreso al futuro

También pudimos disfrutar de la recién inaugurada zona de Springfield, imprescindible para los amantes de Los Simpsons, y nos enteramos de que para la próxima primavera está prevista la inauguración del área de Hogwarts de Harry Potter (¡mecachis!).

DSC02309
Springfield

Pero el verdadero plato fuerte para nosotros era la zona de Jurassic Park. La atracción de agua está bien, y la foto con la puerta es emocionante.

Na naaa na naaa na na naaa na na na naaaaaaaaa
Na naaa na naaa na na naaa na na na naaaaaaaaa

El resto de atracciones también merecen la pena, los simuladores de King Kong, The Mummy y Transformers son de lo mejorcito, y el de Fast & Furious 7, el protagonista de esta temporada, es entretenido pero mejorable con respecto a los otros (de esta peli había también una exposición de coches).

DSC02303
Con nuestro amigo VIn

Si vais, no os perdáis el espectáculo de Waterworld, acción trepidante sin parar (en algún momento me recordó a Kung Fury, como dejases de mirar un segundo estabas perdido), además después puedes fotografiarte con los actores si quieres.

¡Qué miedito!
¡Qué miedito!

Una vez visto el parque, cenamos por Citywalk que es la zona exterior de tiendas, cines y restaurantes. Muy coqueta ella, merece la pena invertir un ratillo paseando. Más o menos las cadenas de siempre (por supuesto el Bubba Gump), y nosotros optamos por un chino que parecía que cocinaba especialmente sano (a saber…). De ahí, al sobre y a descansar para coger fuerzas porque, al día siguiente, ¡viajábamos a Las Vegas!

Citywalk
Citywalk

Consejos prácticos en el parque: no creo que merezca la pena comprar una entrada de pase rápido (mucho más cara). Eso sí, para evitar colas, si vais mal de tiempo, en alguna atracción podéis poneros en la fila de montarse solo. No iréis con vuestra pareja o amigos pero terminaréis mucho antes. Hicimos la prueba una vez, y por poco no vamos en el mismo vagón…

Día 1: Los Ángeles

Día 1: tour de casas de famosos, Paseo de la Fama, Venice y Puerto de Santa Mónica

  • Tour de las casas de los famosos

Comenzamos la mañana con un tour guiado de 2 horas por las casas de los famosos (con Access Hollywood Tours). Cogimos un cupón en Groupon y nos salió a mitad de precio, 25 dólares por barba. Vas en una especie de furgoneta descubierta y el conductor te va diciendo dónde están las casas de los famosos (Beverly Hills, Mulholland Drive, Sunset, Rodeo Drive, …). Merece la pena porque el recorrido es largo y no apetece mucho hacerlo con el coche. También paras en un mirador estratégico con una buena panorámica del Downtown de Los Ángeles y una buena foto con la señal de Hollywood de fondo. Si es lo primero que haces, te dará una idea de la magnitud de la ciudad.

La casa de Justin Timberlake plagada de seguridad
La casa de Justin Timberlake plagada de seguridad
La casa de Jackie Chan
La casa de Jackie Chan
La señal de Hollywood de fondo
La señal de Hollywood de fondo

Consejo: deja el coche en un aparcamiento del Paseo de la Fama. Los parquímetros cuestan unos 2 dólares la hora, y el parking en el que lo estacionamos 15 euros todo el día (tú verás qué te compensa según las horas que vayas a estar).

  • Paseo de la Fama

Una de las primeras impresiones que te produce el Paseo de la Fama es pensar que no es glamuroso, pues no vas a encontrar nada de lujo, pero eso no le quita encanto. Puedes pasearte durante aproximadamente una hora desde el principio hasta el final e ir descubriendo los nombres de tus actores o celebridades favoritas. Es muy entretenido. A lo largo del paseo te encontrarás con el Teatro Egipcio, el Teatro Chino o el Dolby.

Con la estrella de Chuck Norris
Con la estrella de Chuck Norris

En el Teatro Chino, además, puedes volver a jugar a encontrar las huellas de los famosos. ¡Lo que nos costó ver la de Brad Pitt!

Teatro Chino
Teatro Chino
Con las huellas de Brad Pitt
Con las huellas de Brad Pitt

El Dolby, donde se celebran los Oscar, está dentro de una galería comercial. Como digo, en cierta manera se cae un mito (lo que hace que engalanen las cosas…), pero el Paseo de la Fama nos encantó.

El Dolby
El Dolby

A lo largo del Paseo tienes diversos museos (Believe it or not!, Guinness, …); nosotros optamos por el Madame Tussaud’s de cera. Estupendo. Además, en los museos de EEUU te dejan interaccionar con las exposiciones y, en este, con tal de que no tocases la cara a las figuras, podías posar con ellas como quisieras (hasta tenían complementos de disfraz para algunas). El precio de la entrada 30$ (nosotros pagamos 20$ con un vale de descuento, estaos al loro por Internet).

Tres forajidos
Tres forajidos
Grease
Grease
  • El instituto Rydell

O Venice High School, como quieras llamarlo (13000 Venice Boulevard). Grease es una de mis películas favoritas, y no podía faltar la visita al instituto donde se rodó la película. La fachada está pintada de otro color, pero es inconfundible.

El instituto de Grease
El instituto de Grease
Una imagen vale más que mil palabras
Una imagen vale más que mil palabras
  • Venice

Desde el instituto nos acercamos a Venice, una de las zonas más bonitas y tranquilas de Los Ángeles. Tiene pequeños canales y, como su nombre indica, recuerda a Venecia. Parece que estés en otra ciudad completamente diferente. Aprovecha para dar un pequeño paseo.

Venice
Venice
  • Puerto de Santa Mónica

Última parada del día. Dimos un paseo, vimos las famosas casetas de los socorristas de Los vigilantes de la playa y cenamos en el Bubba Gump (el restaurante de Forrest Gump). Su especialidad son las gambas. La cena te saldrá por unos 17$/persona.

Puerto de Santa Mónica
Puerto de Santa Mónica
Bubba Gump
Bubba Gump
¿Dónde estará David Hasselhoff?
¿Dónde estará David Hasselhoff?

Consejo: tendrás que aparcar en un parking, y suele haber atascos. Puede que los haya más económicos, pero a nosotros nos salió por 20$ toda la noche (¡cuidado! que resultó que cerraban a las 24h y hubo que correr).

Primera parada: Los Ángeles

Día cero

Decidimos comenzar nuestro viaje en Los Ángeles por cuestión de fechas. Ahora que este ha terminado, y a pesar de la paliza del vuelo inicial, creo que fue una buena decisión porque la vuelta desde Nueva York se hace más ligera.

Salimos de Madrid (Barajas). El vuelo tenía una escala en Roma (FCO). Aquí tuvimos el primer problema con los vuelos. El de Roma se retrasaba 3 horas y no llegábamos al vuelo de Los Ángeles. Tuvimos suerte y Alitalia nos proporcionó otro vuelo, y llegamos justos para hacer el transfer en Fiumicino.

Consejo: preparaos para los retrasos, cancelaciones… y, si podéis, mirad qué otros vuelos hay ese día para vuestro destino por si tenéis que reaccionar a tiempo y buscar una solución rápida (como hicimos nosotros con el vuelo a San Francisco).

Después de 14 horas de vuelo (y unas 24 horas sin dormir), llegamos a Los Ángeles con una hora de retraso, sobre las 15:30h (por cierto, acordaos del cambio horario, allí son 9 horas antes). Había planeado visitar un par de cosas esa tarde, pero los planes se vinieron abajo al darnos la primera bofetada: ¡el tamaño, los tiempos y las distancias!:

-Primero. Cuenta con echar un rato al llegar al aeropuerto para pasar el control de aduana y para que te sellen el pasaporte.

-Segundo. Si, como nosotros, piensas alquilar un coche, échale una hora o dos hasta que te hagas con él. Nosotros lo cogimos con Álamo y el resultado fue bueno. Al salir del aeropuerto, deberás tomar el bus de Álamo que te lleve hasta su sucursal (9020 Aviation Blvd., Inglewood, CA 90301). Allí, con tu reserva (llévala cogida de España, te saldrá más económico), te cobrarán lo que falta o lo que añadas y te darán la documentación para que cojas el coche. Varios consejos:

1. Con un coche Económico o Compacto basta. Allí están acostumbrados a los coches muy grandes e intentarán que cojas uno, pero no es necesario. Nosotros cambiamos en nuestro primero coche a uno mediano, pero a la vuelta de San Francisco nos quedamos con el Compacto.

Nuestro primer coche.
Nuestro primer coche

2. Acuérdate de añadir a los conductores adicionales si vais a conducir varios. Te cobrarán una tasa pero estarás cubierto.

3. Contrata un GPS. Son unos 40$ pero te será de gran utilidad, sobre todo si no puedes utilizar el gps del móvil. De otro modo, te será imposible llegar a cualquier sitio. Ah, y acuérdate de llevarte anotadas todas las direcciones que necesites (hoteles, restaurantes, parques temáticos, etc.) para llegar y teclearlas.

4. Gasolina. Puedes elegir pagar el tanque completo y devolverlo vacío o como esté, dejar que lo llenen ellos o encargarte tú. Nosotros elegimos lo primero, lo que no está mal si vas a gastarlo prácticamente todo porque resulta casi imposible echar gasolina con la tarjeta de crédito, no acepta el ZIP (código postal de tu ciudad) y, con suerte, tendrás que pedir al encargado de la tienda que te cargue una cantidad de dinero para utilizar el surtidor.

-Tercero. Llegada al hotel. De nuevo, calcula un mínimo de media hora conduciendo para llegar a tu hotel. Eso sí, la conducción es muy sencilla y los conductores muy amables, como todos los americanos con los que nos encontramos. Te ayudarán siempre que lo necesites. Además, muchos hablan español.

Nosotros nos alojamos en el Hawthorne Plaza Inn y la experiencia fue estupenda. La habitación doble nos salió por unos 65 euros la noche (con parking gratuito). Tened en cuenta que, por modestos que sean los hoteles, todos cuentan con plancha (y tabla de planchar), secador, cubitera, wifi y una pequeña cafetera con café y té.

Hawthorne Plaza Inn
Hawthorne Plaza Inn

Eran casi las 20h de la tarde y nuestro error fue querer salir a visitar el Puerto de Santa Mónica. Te sacan a una autopista enorme, llena de miles de coches y lucecitas. Después de un día sin dormir los ojos nos hacían chiribitas, así que decidimos volver y descansar. Si llevas todo el día viajando, y es la primera vez que te enfrentas a una ciudad colosal, lo mejor es que descanses y al día siguiente verás todo con otros ojos.

Documentación básica

Antes de emprender tu viaje a los EEUU, no te olvides de hacerte con la siguiente documentación básica:

Pasaporte

Visado ESTA: necesario para poder entrar en los EEUU, te lo pedirán en el aeropuerto. Se solicita por Internet, cuesta 14$ y lo tendrás disponible en un par de días. Solo tienes que imprimir la confirmación y llevarla contigo. ¡Ojo! Hazlo desde la web oficial, ya que hay alguna empresa que se lucra enviándolo y subiendo los precios: https://esta.cbp.dhs.gov/esta/application.html?execution=e1s1

Permiso de conducir internacional. Si vas a alquilar un coche, además de tu carnet de conducir original, necesitarás el permiso de conducir internacional. Cuesta 10 euros y te lo harán en el momento en la DGT de tu ciudad (acuérdate de pedir cita previa). Tiene un año de validez.

Tarjeta de crédito. Para pagar en EEUU es mejor una tarjeta de crédito que de débito, no solo por las comisiones, sino también porque en muchos sitios solo aceptan la de crédito. También es aconsejable que cambies unos cuantos dólares antes de salir de España, así que acude a un banco con unos días de antelación para que preparen el dinero.

Ahora sí que sí, y una vez que saques los billetes, ya estás preparado para viajar. Nosotros lo hicimos a través de Expedia, lo que además nos proporcionó buenos descuentos de hoteles para nuestro viaje. ¡Los Ángeles, allá vamos!

IMG_20150828_174337888

¡Hola viajeros!

Si estás pensando en viajar por primera vez a los EEUU, quizá este blog pueda servite de ayuda. En él encontrarás un diario con el viaje que mi pareja y yo realizamos este verano por la Coste Este y Oeste. 19 días cargados de ciudades, actividades y aventuras.

Si además, esta es la primera vez que sales de territorio europeo, puede que tengas que comenzar tomando conciencia de dos (o tres) cosas:

¡los tamaños y las distancias! Por cerca que te parezcan las cosas al buscarlas en Google Maps, no es cierto. Fíjate bien en la escala del mapa. Especialmente en Los Ángeles, nada está cerca, así que sal con tiempo para llegar a cualquier lugar (calcula 1 o 2 horas de tiempo para no hacer tarde) y prepárate para hacer colas aunque tengas entradas compradas (eso sí, son muy eficientes).

Los Ángeles vs. Nueva York o coche vs. metro. Si vas a Los Ángeles alquila un coche, de lo contrario no podrás visitar nada ya que el transporte público no es muy bueno (y prepárate para los atascos, así que ve también con tiempo); sin embargo, si vas a Nueva York ni se te ocurra alquilar un coche, muévete en metro (y autobús).

La propina. Tendrás que dejar propina en todos los sitios (salvo en alguna cadena). Esta supone entre un 16 y un 20% de la cantidad total que pagues. No te preocupes que ellos mismos te señalan las cantidades sugeridas en el ticket, con su huequito correspondiente, para que escribas lo que quieres pagar, así que a todos los precios de restaurantes de los que hablaré en el blog les tienes que añadir la propina (¡cuanto más caros sean, más propina!).

Una vez hechas estas dos salvedades ya estás preparado para comenzar tu viaje a los EEUU, así que sigue leyendo.